miércoles, 28 de octubre de 2009

Berlin - Veinte años

Veinte años es mucho tiempo. Hace veinte años, en 1989, pasaron muchas cosas. Para mi fue un año importante, muy importante y en algunos aspectos  muy triste. En otros...., como todo. Pero también fue un año emocionante, sobre todo al final.
A mi padre le hubiera gustado vivir esos tiempos: la caída del muro, el desmantelamiento de la URSS, el final, ¡por fin! de la guerra fría y, por supuesto, los nuevos descubrimientos técnicos y científicos como Internet.

Y también estoy segura de que le hubiera gustado visitar Berlin.

A mi me gustó mucho esta ciudad. Me encantó. Solo estuve alli cuatro días,  pero es un lugar al que tengo que volver. Aún no he hecho todas las fotos que me gustaría hacer,  y eso que hice unas cuantas.

jueves, 22 de octubre de 2009

Esta ciudad

Ahora que está lloviendo fuerte esta ciudad se embarra hasta lo alto. No hay quien de un paso por estas calles llenas de obras del metro y del Plan E. El tráfico está mas imposible que nunca, los coches se pierden en este laberinto de direcciones cambiadas y las pocas calles que están transitables están abarrotadas como si viviéramos en una ciudad poblada por mas de diez millones de habitantes.
Solo hay una solución para los días de fiesta: Subir al bosque de la Alhambra y dar un paseo tranquilo, antes de que nuestras ilustres autoridades decidan que ya se  acabó el tiempo de que fuera peatonal y vuelvan a permitir que por esas calles de plátanos de indias, castaños  locos y olmos casi enfermos  vuelvan a pasar los coches. Entonces se acabara también allí la tranquilidad. Entonces nos meteremos en casa a esperar que el metro llegue hasta ella.
Mientras esto sucede el sábado fuimos a ver una maravilla exposición de fotografías sobre el AIRE.
Exposición
Os dejo un recuerdo:

martes, 13 de octubre de 2009

Barroco español

'Barroco Español'
Barroco puro y duro. No como el de esta foto mía de una cesta de membrillos, calabazas, granadas y otras frutas de otoño, que yo titulé   'Barroco Español'
No, el Barroco español que está de moda en Londres, en la National Gallery : The Sacred Made Real , es barroco del auténtico, del que sale en las procesiones de Semana Santa, del que hay en todas las iglesias por pequeñas y pobres que sean, el que se pueden ver y a veces admirar, en cualquier museo de cualquier ciudad o pueblo de España, y sobre todo de Castilla o Andalucía.

Me gustaría ir a  esta exposición, ponerme detrás de una cortina y observar las caras de los visitantes. Nosotros ya estamos acostumbrados a ver estas duras imágenes ya sean esculturas o cuadros de tristes motivos religiosos. Pero debe de ser duro, estoy segura.
 Le seguiré la pista a la exposición y ya os contaré.


Aquí tenéis unas  palabras  del catalogo:

Hyperrealism

Sculptors often went to extraordinary lengths to achieve greater realism, introducing glass eyes and tears, as well as ivory teeth and human hair to their sculptures. The separate skill of polychroming, performed by specially trained painters, added to the effect with remarkable flesh tones.

The Sacred Made Real’ offers the opportunity to see an art form rarely seen outside Spain, featuring masters of polychrome sculpture, including Pedro de Mena, Juan Martínez Montañés and Gregorio Fernández. At the same time, it demonstrates that the painters of the Spanish Golden Age were able to achieve the same disconcerting realism on canvas.


En el taller de restauración de la Catedral
Para recordaros el tema os traigo unas fotos de las mías. ¿A que impresionan estas imágenes?

jueves, 8 de octubre de 2009

Venid a verme al Rey Chico

No es que me haya vuelto cabaretera, ni que haga stiptease en la famosísima sala de fiestas o boite o night club de esta ciudad llamada El Rey Chico. No es que le haga yo un feo a aquel lugar donde algunos se corrieron  unas buenas juergas y donde actuaron personajes como el famoso cantaor flamenco "Curro Albaicín", y se presentaban espectáculos que escandalizaban al respetable público de entonces.

Ni trabajo de camarera en aquel restaurante que una vez quisieron abrir alli. Ni nada por el estilo. Bastante polémica se lió en su día a cuenta de ese restaurante.
El Rey Chico es hoy una Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de Granada,  El CENTRO MUNICIPAL DE ARTE JOVEN REY CHICO y alli, durante este mes de Octubre,  podreís ver una selección de fotos de los flickeros granadinos en papel. ¡¡¡Una de ellas es mía!!!
 Esta es la exposicion.

'Flickr' se hace papel

Esta es mi foto: TORMENTA



Y ahí está en la exposición  ¡¡¡ NOS VEMOS!!

Alli nos vemos

jueves, 1 de octubre de 2009

¡Se acabo el verano!!

El busto del Padre Manjón al otro lado de la cascada
La riada en la calle Gonzalo Gallas



Cuando yo aún estaba en el colegio terminando el Bachillerato y contaba los días que me faltaban para salir de allí e irme al Instituto a hacer el PREU, pregunté a mi hermana mayor, que ya tenía la inmensa suerte de haber salido de la calle San Antón, cómo y dónde estaba su nuevo Instituto.
Ella, que era parca en palabras y larga en dibujos e imágenes (como si fuera de esta nueva generación), dibujó una especie de cosa en un papel y dijo.
- Esto es una mierda ¿ves?
- Si, dije yo
Entonces dibujó un cuadrado en medio de la mierda y dijo:
- Esto es el Instituto.
Y vaya si llevaba razón.
Al año siguiente, cuando yo me convertí en ilusionada alumna del Instituto, la mierda aún seguía allí y por la mañana temprano, camino de clase, además de subir y bajar por los montículos de tierra que aún era la calle Pedro Antonio de Alarcón y por lo que aún quedaba de las huertas del Seminario de Gracia,  sorteábamos lechugas, tomates, patatas y toda clase de verduras podridas - restos de de las transacciones realizadas en lo que a una hora aun más  temprana seguía funcionando como el Mercado de Abastos, antes de que las instalaciones se trasladaran a la carretera de Córdoba, a Mercagranada.  Justo al lado o sobre el antiguo mercado se estaba edificando la Facultad de Ciencias


No sé por qué se queja la gente ahora de obras interminables. Nosotros llegábamos al Instituto con la impresión de haber cruzado la Vega y ¡¡con barro hasta las narices!!
Y lo peor del caso, es que aquel edificio, construido en mitad de la mierda, fue edificado sobre un manantial. Al menos eso decíamos nosotros.
De hecho el Campus Universitario que se había empezando a construir a final de los años 60, se llama  Fuentenueva. Así que la fuente debía de estar por algún sitio, aunque ya no se veía.
Los alumnos siempre pensamos que la fuente estaba oculta debajo del Instituto porque cuando caía un buen chaparrón nos quedábamos aislados. Subía el nivel de agua alrededor nuestro, la mierda se convertía en una pantaneta y no podíamos ni entrar, ni salir.

Interior con cascada
El agua brotaba del sótano, subía las escaleras, donde luego pusieron el ascensor, e inundaba el vestíbulo principal que se convertía en una piscina olímpica. Todos encerrados esperando que la tierra o el tiempo se tragara tanta abundancia de agua.
Si tenías suerte de que la tormenta te hubiera pillado en la esquina de Méndez Núñez, ni te acercabas: ese día no había clase. Si la tormenta te había pillado en clase, es día llegabas tarde a casa.


Ahora me dicen que han arreglado el problema: no era una fuente, era una tubería rota que no absorbía toda el agua de las alcantarillas. Me alegro. Así nadie tendrá que volver a ver, como yo vi, el agua brotando por las paredes del sótano, el agua subiendo poco a poco las escaleras, el agua como una maldita pesadilla.