domingo, 29 de septiembre de 2019

EL ESCOLAR NEGRO


  
Escolares
  No voy a hablar de mis alumnos y alumnas guineanos, los únicos escolares negros que yo conocía antes de esta historia que hoy os cuento; tampoco hablaré de mis alumnos españoles, chinos, coreanos, rusos, americanos, ingleses, o sudamericanos. No, mis post hoy no tiene nada que ver con la escuela, y por nada del mundo quiero que veáis aquí alguna connotación racista.
 El ESCOLAR NEGRO no es un estudiante de color ES UN PEZ, o un pescado. Su nombre técnico es Lepidocybium flavobrunneum    
Ese maldito pez, ya convertido en pescado, que estaba en el mostrador de mi puesto favorito en el Mercado de San Agustín y del que yo compré dos hermosos filetes porque mi amiga la pescadera, que seguramente desconocía sus horribles propiedades, me lo recomendó. 

Puesto del mercado de San Agustín

Otro puesto del mercado de San Agustín
Prueba esto, es atún blanco y también se le conoce como pez mantequilla. Me dijo.
   Estaba bien de precio, 14,80€ el Kg. Compré dos filetes. Limpios, aparentemente sin espinas y según ella, de muy buen sabor, un buen alimento: sano, fresco, fácil de cocinar y fácil para buscarle una guarnición. Parecían perfectos para la comida del jueves pasado. 
Pero no era ni un atún blanco, ni un pez mantequilla; era un ESCOLAR NEGRO.
    ¡Gracias San Google porque iluminas nuestro camino y nos sacas de nuestra ignorancia!

   Al día siguiente, este mismo santo nos explicó que la diarrea de color caldo de mejillones de lata que teníamos los dos esa mañana no se debía a que el de las tapas del bar de la esquina se hubiera pasado con el pimentón, ni yo con el colorante alimentario del guiso de patatas del día de antes. NO. Es un efecto normal del maldito ESCOLAR  NEGRO
    Este pescado tiene unas grasas que son indigeribles para los humanos, de hecho son bastante indigestas y podrían ser tóxicas en niños, ancianos, embarazadas o personas con problemas gastrointestinales. Al resto le producen las molestias que os he dicho de color naranja mejillón de lata.
     Por eso os cuento nuestra historia y por eso iré a hablar con mi amiga la pescadera que siempre tiene cosas buenas, buenísimas, y que siempre nos trata bien. No quiero que a más gente le pase como a nosotros.

¡¡Con tantas cosas ricas como siempre tiene!!
     Además os aviso de que este ESCOLAR NEGRO lo usan en algunos restaurantes japoneses como sustituto del pez mantequilla porque es mucho más barato. Pero ellos, los de los restaurantes, dicen que suelen avisar a los clientes si usan este ESCOLAR, porque si es indigesto cocinado, ¡ni os cuento como puede ser cuando te lo ponen crudo! 
     De hecho  ni sé lo que es el pez mantequilla. Mi santo favorito de Internet dice que ese pez no existe.
     Buena suerte en vuestra próxima visita al mercado o a un restaurante japonés. 

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Carrera de Obstáculos


     Mi padre decía que la cuesta arriba de la calle Recogidas era demasiado fuerte para él y en sus últimos años en activo, cuando iba al centro, cogía el 5 en la parada del cine Capitol aunque fuera solo para llegar a Puerta Real. A mi entonces me parecía que exageraba; ahora ya no lo creo así.

Ahí estaban el cine Capitol y la  parada del 5
   Más de treinta años después, mi madre también se queja de la cuesta de la calle Recogidas. ¡Dice que tiene demasiada pendiente hacia abajo! 

    Yo creo que no se fía de mis fuerzas, piensa que su silla y ella pesan demasiado y un día saldremos embaladas las tres: ella, la silla de ruedas y yo, por la calle Recogidas abajo y solo nos frenará el tráfico del Camino de Ronda, o peor aún, la circunvalación.
   Intento convencerla de que estoy fuerte, le digo que hago ejercicios  para fortalecer mis brazos y piernas en el gimnasio y le demuestro mis habilidades conduciendo su silla por algunos recorridos más parecidos a una carrera de obstáculos que a un paseo por esta maldita ciudad.
Barreras infranqueables y acera ridícula

Una rampa y dos escalones - Con rima y todo

   Digo maldita porque esas maldiciones salen de mi boca cuando bajo y subo la silla a la acera por unas rampas diseñadas por alguien que nunca pasará por ellas ni en/con silla de ruedas o carrito de bebé.
   ¡No son rampas, son escalones!
   No son rampas, son escalones. Tengo que apretar con un pie la barra al efecto de la silla, hacer palanca, subir o bajar la silla y luego dejarla caer con todo mi esfuerzo para que no de un batacazo.
Acera porticada y escalonada  en calle Agustina de Aragón

    Eso sin contar los pisos rugosos en algunos tramos de las aceras, el escalón que hay que subir/bajar para entrar en la Iglesia de las Angustias, la acera escalonada de la calle Agustina de Aragón donde está su parroquia, las pendientes cortas, pero intensas de algunos cruces, los vados de las cocheras - dónde la silla parece un barco a la deriva-, y otros obstáculos parecidos con los que nos tropezamos - nunca mejor dicho - en nuestros paseos por Granada.
Camino del río Genil

    Ella, mi madre, ya conoce los mejores sitos para pasear sin ir dando botes en su silla - es cierto que deberíamos haberle buscado una con suspensión, como una buena bici de montaña -, y por eso sus recorridos favoritos son el camino junto al Genil, donde nos cruzamos con mucha gente con silla o andador, las anchas aceras del Camino de Ronda después de las obras del metro y la Carrera de la Virgen. Por allí nos paseamos una y otra vez.
Por la Carrera de la Virgen empujando la silla
    En alguna ocasión, si se encuentra con la fuerza necesaria, anda un rato empujando su silla, como si de un andador se tratara, pero generalmente va sentada, y cuando la ayudo a sentarse, echo de menos que no tenga un cinturón de seguridad, un arnés como los de los cochecitos de paseo de los pequeños. A veces me da mucho miedo que se caiga de la silla, y me entra pánico de pensar que quizás un día las dos perdamos el equilibrio en una pendiente  y acabemos en el suelo hechas un ovillo. 
Paseo junto al río
    Para que eso no pase le pido que rece a todos sus santos mientras maldigo a las autoridades municipales, que viven en un nivel superior al resto de los mortales y que NUNCA han tenido que pasear con sillas de ruedas por las calles de mi ciudad.
Repetimos camino, claro
    
 Mientras, tengo que reconocer que en algunos puntos estratégicos de esta ciudad, las rampas son suaves, y apenas se notan, como debe ser. Pero para eso tenemos que irnos a la puerta de la Iglesia de la Virgen de las Angustias, y allí, una vez superado el escalón para entrar o salir de la iglesia, ya si tenemos una suave rampa para llegar a la Carrera de la Virgen.
¡Ojala pronto todas sean así!

viernes, 20 de septiembre de 2019

SINESTESIA


  Con la SINESTESIA me pasó algo como con las MIODESOPSIAS; yo no sabía que las pelusillas que tengo en los ojos tienen un nombre técnico tan serio como este, igual que yo no sabía que LOS NÚMEROS NO SON DE COLORES.
SINESTESIA
Todo es de color, como la canción de Lole y Manuel
     Mis números siempre fueron de colores, sobre todo cuando era pequeña. Lo curioso es que yo pensaba que todo el mundo los veía así. Coincidió que mi compañera de pupitre en el colegio, Maruja, también los veía de colores, solo que no nos poníamos de acuerdo en nuestros colores  para los  números. Yo siempre le decía que el 5 era VERDE pero ella lo veía AZUL, y así con los demás números y letras.

    Yo seguí viendo los números y algunas letras de colores, sin darle mas importancia - como el que escribe en prosa sin saberlo - hasta que un día, ya con bastantes años, en un número de la revista TIME, leí un artículo sobre la Sinestesia. Yo era sinestésica y nunca lo había sabido.
     Después leí más artículos sobre el tema. Descubrí que muchos artistas, sobre todo músicos y pintores, también fueron sinestésicos, Baudelaire,  Nabokov, Rimsky-Korsakov, Kandinsky, Matisse. Y también supe que hay muchos tipos de sinestesias: hay gente que ve los sonidos en colores o mezcla olores y colores o ve los días de la semana de diferentes colores. 

Esta es mi sinestesia particular:

  • Para mí el numero 1 siempre fue AMARILLO
  • El 2 es de color AZUL CELESTE, el 3 es de color ROSA, el 4 es MARRÓN OSCURO, el 5 está claro que es de color VERDE, un VERDE BRILLANTE. El 6 es de color ROJO, el 7 es MARRÓN CLARO, el 8 es VIOLETA o MORADO, el 9 es NARANJA, Y el 0 es de color GRIS.

  • LAS VOCALES TAMBIEN SON DE COLORES, pero solamente si van en minúscula. las MAYÚSCULAS no tienen colores.
  • La a es como el  6, ROJA.
  • La e es como el numero 2, AZUL CELESTE.  A veces la e, el 2 y el 3 se me confunden cuando los escribo.
  • La i, tan pequeñ1ta es AMARILLA, del m1smo color que el 1, Para mí está claro que son pract1camente lo m1smo.
  • La o es como el cero, de color GRIS.
  • La u cambia de color, a veces es VERDE OSCURA y a veces NEGRA.

 
Aquí se ve más claro
Ahora que he escrito los números del color que realmente yo los veo, me parece que son mágicos. Espero poder compartir esta magia con vosotros.

Aquí os dejo la canción de Lole y Manuel. Ahora ya se por qué me gustaba tanto, porque TODO ES DE COLOR.