jueves, 29 de marzo de 2018

Agua



Punto de encuentro, la cola del super
El jueves pasado una antigua alumna se acercó a saludarme en la cola del LIDL
Yo no conseguía recordar su nombre pero ella me lo dijo y enseguida empezó a contarme cosas del grupo de Tercero de BUP donde yo fui su profesora de inglés, y ya fui recordando un poco la  cara de la chica que era hace mas de veinte años. Fue una conversación muy agradable. Hablamos de los viejos tiempos, de sus compañeras de clase, de otros profesores del Instituto, del viaje de estudios. Me contó lo que había estudiado cuando terminó el Bachillerato y me habló de su trabajo ahora en una empresa de placas solares.

- Tengo muy buenos recuerdos de aquellos años, me dijo.
 - Aunque bebí mucha agua,  añadió sonriendo.
 - ¿Agua? ¿Por qué?  Le pregunté.
 - ¿Cómo es posible que lo hayas olvidado?  Cuando nos portábamos mal, tú no nos echabas de clase, ni nos decías que saliéramos al pasillo, ni mucho menos nos enviabas a la Jefatura de Estudios o nos ponías un parte. Que va, nada de eso.  Tú  nos mandabas a beber agua.

 
Un poco de agua para tranquilizarnos

-  Date un paseo hasta los servicios, bebe agua y cuando te hayas tranquilizado vuelve a la clase, nos decías.  
 - Y yo tuve que 'beber mucha agua', pero luego me tranquilicé.

Nos reímos juntas un rato con ese y otros recuerdos.