lunes, 19 de diciembre de 2005

Tengo el corazón partío...




Parezco Alejandro Sanz, pero ahora me explicaré.

Debo repartir mi corazón y mi tiempo entre estas tres aficiones: las fotos, la cerámica y la bici. Y no cuento el tiempo que necesito para atender a mis obligaciones ni que hay muchas otras cosas que me gustan como pasear, ir de compras, salir de cervecitas con tapas, leer, viajar, etc. Los días no tienen suficientes horas y las semanas se pasan volando. No se cómo hay gente que se aburre.

Lo de la cerámica es de muy antiguo aunque ahora lo he vuelto a tocar porque Pedro me ha regalado ese torno de la foto por Navidad y ya está instalado en el sotano y ya Nico y yo hemos metido las manos, los brazos las piernas y hasta las cejas en el barro intentando sacar algun cacharro por pequeño que fuese. Aun no hemos sacado nada en claro pero seguimos intentandolo. Eusebio, el que nos vendió el torno, dice que necesito dos horas diarias de práctica y mucha paciencia. Paciencia le echaré la que haga falta, horas, las que pueda. Ya pondré alguna foto del taller y de los artesanos.