martes, 6 de septiembre de 2016

El Cortijo del Marqués

Las bicis y el cortijo del Marqués en un día de diciembre
Por esas extrañas casualidades de la vida El Cortijo del Marqués ha aparecido varias veces en la mía.
Esta de la foto fue la primera vez y la recuerdo con ilusión porque conseguimos llegar hasta allí en la bici sin perdernos, siguiendo las indicaciones de Pablete, que era el que primero nos habló de este lugar, y fue una fantástica recompensa para una dura etapa.
Los ciclistas cerca del cortijo
Volvimos en primavera al año siguiente, ya conocíamos bien el camino - hay que coger la vía de servicio de la A-44 en la rotonda del cruce con Deifontes, y se sigue por esa pista hasta llegar al Cortijo. En aquella ocasión, con la boca abierta como los bobos, descubrimos este maravilloso panorama:
Amapolas
Al fondo Sierra Arana o Sierra de Iznalloz y olivares
Springfield
Un fondo de pantalla lleno de amapolas
  Así que yo me puse a hacer fotos como una loca. Incluso la fotografía que utilizo como fondo de este blog la hice por ese camino del Cortijo en otra de nuestras visitas con la bici.
Y volvimos mas veces, claro.
El Cortijo desde la era - ahora aparcamiento
El palomar
El palomar redondo - ¡creo que ahora es la suite nupcial!

Las bicis por el camino - !!Observad el fondo de este blog!!
Los campos en primavera

En primavera - trigales

Los campos

Los trigales - al fondo, el Cortijo

Mas trigales, mas campos

El camino hacia el Cortijo - Sierra Arana

Perfecto para la bici, para las celebraciones, para descansar, o...

Ahora solo me queda desear a Pau, Lorraine, sus amigos y su familia que pasen allí unos maravillosos días con motivo de esa boda que han venido a celebrar desde Irlanda.
Que no haga demasiado calor -aunque hay piscina, por si acaso - y que todo vaya estupendamente.