miércoles, 14 de agosto de 2013

Nacimiento del río Darro - Sierra de Huetor



Esta vez nuestra excursión no fue a un monumento artístico, pero también visitamos un lugar precioso y además algo más apropiado y refrescante para estos calurosos días de verano: fuimos al Nacimiento del río Darro.
Aquí podéis ver una descripción detallada, en plan montañero de la excursión.
Esta ruta es agradable porque el camino va casi siempre por el cauce de un arroyo seco, al que llaman el Darro Alto, y está la mayor parte del tiempo en sombra. Lo de caminar por un arroyo la hace mas interesante ya que hay que ir sorteando piedras, zarzas, y otras plantas que se agarran a las piernas como enredaderas. Como el cauce estaba seco era difícil creer que allí nacía un río, pero de pronto el arroyo se abrió y llegamos a un precioso prado, allí cerca encontramos el nacimiento del río Darro, o Fuente de los Porqueros. El agua brota constantemente y se junta con arroyos que vienen de más alto de la Sierra, de la Fuente de la Teja y de la Cueva de los Mármoles. Como la Sierra es porosa, estos arroyos no se veían, van por debajo, pero allí en el nacimiento, afloran todos y se juntan para hacer el famoso río Darro.   
A partir de ese punto el paisaje cambia, todo es mucho mas verde e incluso hay unas casetas y unas huertas en el valle. Un poco mas adelante se divisa la A-92 y el pueblo de Huetor Santillan y siguiendo el camino se sube al Cerro de la Cruz, donde las vistas deben de ser maravillosas. Nosotros nos volvimos sin llegar tan lejos, tras  un pequeño descanso cerca de la cascada. Era la hora de la comida y las cervezas, no de estar al sol de agosto. ¡Fue una fantástica excursión!
Álbum familiar: 
 


 

¡Un descansito al sol!
Dique de contención


Por el camino


Un poquito de agua en la cabeza