sábado, 12 de agosto de 2006

...carricoches de miga de pan, soldaditos de plata...

... carricoches de miga de pan, soldaditos de lata

CON LA FRENTE MARCHITA"Sentados en corro merendábamos, besos y porros
y las horas pasaban deprisa entre el humo y la risa.
Te morías por volver con la frente marchita cantaba Gardel
y entre citas de Borges Evita bailaba con Freud,
ya llovió desde aquel chaparrón hasta hoy.

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
carricoches de miga de pan, soldaditos de plata.
Con agüita de un mar andaluz quise yo enamorarte
pero tú no tenías más amor que el de río de la plata.

Duró la tormenta hasta entrados los años ochenta
cuando el sol fue secando la ropa de la vieja Europa.
No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió
mándame una postal de San Telmo, adiós cuídate
y sonó entre tú y yo el silbato del tren. "


Y desde hace unos años están volviendo.... Quizá ya no sean solamente psiquiatras o psicólogos o teatreros; ahora es mucho mas fácil reconocer el acento argentino en los camareros de los bares y restaurantes o en el taller de reparaciones de coches o en el de arreglos de ropa. Ahora tienen mas diversidad de trabajos que en los años 70 y 80, pero hay algo que aún siguen haciendo, aunque también eso ha cambiado. Mi vecina, Julieta, hace y vende muñequitos, móviles y marionetas de goma-espuma en el mercadillo y yo he comprado algunas cosas porque me parecen preciosas e ingeniosas y Tere quería mas muñecos para sus cuenta-cuentos. Hoy le he hecho unas fotos.