sábado, 6 de noviembre de 2010

Para Ara

Hace mas de cinco años que empecé a hacer esta colcha para Ara, y hace unos tres años que metí los pedazos ya hechos, las lanas que había comprado y los restos que tenía por ahí en una cesta, con sus bolillas de alcanfor y todo, y metí la cesta en el fondo del armario debajo de las escaleras.
Y allí ha estado hasta este verano pasado cuando Tere se ofreció a terminarla, igual que terminó la de Elvi e igual que tiene la santa paciencia de terminar otras labores que yo dejo a medias.
Aqui la tienes, Ara, para cuando quieras venir a recogerla. Te aviso que es mucho mas bonita, mas luminosa y, sobre todo, mas calentita que lo que se puede apreciar en esta foto. Y lo de calentita seguro que lo apreciaras en ese duro invierno que, según dicen, tendréis por esas tierras.
Muchos besos a Tere por hacerla.