miércoles, 19 de abril de 2017

Albergue de San Francisco - Segunda parte


Descansando un rato junto al Albergue
Entrada al 'Albergue'

Volvimos unos años más tarde, en 2008, al mismo lugar y al mismo albergue en ruinas que os enseñé hace poco: los restos del antiguo Albergue de San Francisco en el Paraje Campos de Otero al otro lado de los Peñones de San Francisco, mas allá del Collado del Diablo en Sierra Nevada, claro. 
Albergue de San Francisco 1920
En la fachada figura este año

 
Os doy tantas indicaciones por si algún decidís daros un paseo por la zona. Merece la pena visitar estos parajes, pero id en primavera o en otoño, no se os ocurra ir en verano como hicimos nosotros, en pleno mes de julio, porque aunque estamos Sierra Nevada y a una altura considerable y por tanto no hace mucho calor, el campo está muy seco, cono podéis ver en estas fotos, aunque algunas flores aun alegran un poco este duro paisaje.
Solo estoy mirando el paisaje
Ganado pastando no se sabe qué

Flora de Sierra Nevada
Flores de Sierra Nevada
Por allí, decía el pastor - ¿a las vacas o a nosotros?




He leído que esa construcción, ahora con el techo pintado de rojo, y que parece un morabito o quizás un primitivo observatorio, es el único resto que quedó del albergue original, que fue volado en la Guerra Civil.
Plano del albergue original - Internet

 Como estas fotos son de 2008 y no he vuelto por esa zona, ahora no sé en que condiciones estará o a qué dedicaran ese edificio. Puede que con motivo de su centenario lo hayan restaurado y se pueda visitar.
El día que nosotros estuvimos por allí solo nos acompañaron las vacas y las cabras y el pastor. Eran los dueños del territorio. 
 
Probando, probando

Un poco mas adelante, ya en la carretera que sube al Veleta, nos encontramos a los alemanes. Cada verano solían venir a la Sierra a probar sus vehículos, muchas veces camuflados, y de pronto, en una curva del camino, te encontrabas un inmenso camión o un coche deportivo a toda velocidad  y haciendo un ruido del infierno. 
Por las tardes, ya en casa, también los encontrábamos engullendo jarras de cerveza o tintos de verano en los bares del pueblo. Ahora ya no vienen los alemanes a probar los coches. Nosotros ya no los echamos de menos por la carretera de la Sierra, pero los dueños de los bares del pueblo sí que se acuerdan aún de aquellos grupos numerosos de rubios y colorados alemanes que llenaban las terrazas de sus establecimientos a la hora de las tapas y la cena en los días de verano.
Veleta al fondo, más cerca, el CAR

Ese día caluroso de julio que os cuento, nosotros seguimos nuestra excursión hasta el Veleta. Esta vez no llegamos a la cumbre, pero si bastante cerca y desde allí os mando estas fotos para el recuerdo, el mio por lo menos.
Ojala que pronto pueda volver a esos 'cerros' aunque sea sin bici. pero podamos hacer buenas excursiones como las que hemos hecho otros veranos con la familia
¿Nos vemos en la Sierra? 




¡2830 ms sobre el nivel del mar!
 
La carretera al Veleta - verano 2008


El albergue de San Francisco desde La Hoya de la Mora - verano 2012


A la sombra del poste del telesilla