viernes, 2 de diciembre de 2016

El Bosque de la Alhambra

La entrada al Bosque 
Una de las ventajas de estar jubilada es la posibilidad de visitar y pasear por el Bosque de la Alhambra en un precioso día de otoño, después de la lluvia, sin turistas ni otros visitantes. Todo el Bosque para nosotros solos. Excepto el camioncito de la limpieza, como se pude ver en esta foto al otro lado de la Puerta de las Granadas.
¿Os venís conmigo?    Empezamos el paseo.
El sol entre los árboles

Bosque mágico

Colores de otoño
La paleta de colores

Bosque

La Fuente del Tomate - Monumento a Ganivet
 
Pilar de Carlos V

La fuente del PimientoY



















Para poner un broche de oro a este paseo dorado, una cerveza en el Hotel Alhambra Palace, con tapa y con vistas. Toda la terraza para nosotros solos. 
Vistas

Reflejos dorados