miércoles, 6 de abril de 2016

A la Inmensa Mayoria

Blas de Oter

 15 de Marzo 1916 - Bilbao  -- 29 Junio 1979 Majadahonda

Hace unos días se ha celebrado el 100 aniversario del nacimiento del poeta Blas de Otero y dentro de poco, exactamente el día 5 de Junio, se cumplirán 40 años de aquel famoso Homenaje a García Lorca  "EL CINCO A LAS CINCO  -  LORCA,  40 AÑOS DESPUÉS   1936-1976". Ahora serán 80 años después, supongo.
Muchos dirán que ellos estuvieron allí, algo así como todos los que estuvieron en el Mayo Francés

Yo no estuve en Francia, pero sí estuve en aquel primer homenaje público a Lorca, no por la figura de Lorca en sí,  sino porque entonces, en 1976, era donde todos mis compañeros y amigos de aquel momento creíamos que debíamos estar.
Os recomiendo que veáis este VÍDEO CON FOTOGRAFÍAS DEL HOMENAJE -  Quizás os encontréis en esas fotos.
Patio de los Mármoles - No cabía un alfiler

Por la mañana, en el Patio de los Mármoles del Hospital Real comenzó el homenaje con poemas y textos recitados o leídos por diferentes poetas e intelectuales. 
Había mucha gente, las crónicas dicen que solo estábamos unas mil personas, pero no cabía ni uno más. Fue muy emocionante. Como en la película Casablanca, aún recuerdo la ropa que llevaba puesta aquel día, el buen tiempo que hacía y cómo la gente se apelotonaba en la galería y en el patio abajo, junto a la fuente, deseando sentir y compartir la emoción de ser por fin un poco libres. Era 1976. Franco había muerto solo unos meses antes....
A Pilar - Blas de Otero
Por la tarde, el cinco a las cinco, en Fuente Vaqueros, siguió el Homenaje en un acto que las autoridades autorizaron solo 30 minutos y que dirigió el poeta local José G.Ladrón de Guevara, uno de los organizadores. El dijo unas palabras y luego Intervinieron o estuvieron presentes figuras importantes de las letras y la política de entonces, entre ellos estuvo Blas de Otero


El cartel original y las firmas
Me acerqué a hablar con él y me emocionó que me firmara un autógrafo en el cartel que nos convocó a esa fiesta de Lorca. También me firmaron en el póster  Lola Gaos y José Agustín Goytisolo.  

He conservado ese cartel durante estos 40 años porque tenía la firma de uno de mis poetas favoritos. Estaba guardado con muchos papeles viejos hasta que la noticia de su aniversario me ha hecho sacarlo y recordar aquel 5 de Junio, en que era tan joven y estaba tan ilusionada por todo lo que iba pasar en España.

Entonces leía sus poemas, los aprendía de memoria y los copiaba para ponerlos en el corcho de mi  habitación.
En el principio


Poemas incompletos  por la CENSURA

Tenía un libro, CUATRO POETAS DE HOY, en el que algunos de sus poemas estaban  'incompletos'
Celaya, Hierro, Otero, JL Hidalgo
Alguien, la censura, había suprimido versos de algunos poemas, de un modo zafio y ridículo.  
  Cuando en la librería 'El Quijote' de la Plaza de la Trinidad, unos años más tarde, me compré otro libro de poemas suyos, CON LA INMENSA MAYORIA,  de la Editorial Losada, por debajo del mostrador, por supuesto, comprobé que los versos que le faltaban a esos 'poemas incompletos' no harían ninguna revolución y no tenían nada de subversivos. Pero eran esos tiempos y si no has estado allí es muy difícil creerlo.
Censura año 1967


También escuchaba y  me sabia las canciones que Paco Ibáñez había hecho con sus poemas. Me llamarán, nos llamarán a todos  y Me queda la palabra


Rosa León puso música y voz a Campos de Amor,  



También pusieron música a sus poemas otros canta-autores como Hilario Camacho, Luis Pastor,  Víctor Manuel,  Adolfo Cedrán, Aguaviva y algunos que se quedan por ahí.  ANTOLOGÍA POÉTICA MULTIMEDIA . BLAS DE OTERO

30-Junio-1979 - Ha muerto el poeta Blas de Otero

Como soy de conservar recuerdos y papeles, también conservo el recorte del periódico El PAÍS  donde nos informaban de su muerte en 1979. Fue poco después de su estancia en Granada.

Ahora me doy cuenta de que se fue pronto y joven y que no tuvo tiempo de saber que pasó en los nuevos tiempos en esa España que él tanto amaba y de la que tanto hablaba en sus versos.
 Quizás sea mejor así porque se ahorró ver cómo ahora las cosas no se arreglan fácilmente y cómo no conseguimos ponernos de acuerdo en casi nada. Si, tenemos paz, es cierto, pero también parece que tenemos demasiadas palabras y pocos hechos, nos ha quedado la palabra pero no para hacer un buen diálogo y llegar a buenos acuerdos, sino para echárnoslas en la cara. 
Me pregunto si seguiría manteniendo su fe en la inmensa mayoría. Yo no.
 

Amigo Blas de Otero, hasta siempre.