miércoles, 9 de diciembre de 2015

Puente en Castilla

Más que un post debería hacer un libro de fotos. Hoy hemos vuelto del viaje y llevo toda la tarde organizándolas por días y temas y tirando a la basura las borrosas, que son muchas, o las que no tienen nada importante. Pero he hecho tantas fotos que podría ilustrar la wikipedia sobre algunos de los castillos y pueblos que hemos visitado. Y hemos visto más cosas y ¡¡hemos hecho muchos kilómetros!!
Han sido cuatro días muy intensos, casi sin parar. Con buena compañía, buen tiempo  y buena comida hemos llegado lejos.
Salimos de casa cuando amanecía
Nos citamos a mitad de camino entre Asturias y Granada con Isa, Alfonso e Isa p(equeña) para pasar este puente juntos en una casa rural de un pueblo de la provincia de Segovia tan pequeño que era muy dificil encontrarlo en los mapas. Pero los GPS hacen maravillas, y el Google map también. La casa era estupenda, cómoda, amplia, limpia y calentita. Teníamos chimenea, tele y wii para pasar unas tardes a gusto cuando se ponía el sol y empezaba a refrescar.
La iglesia en el Castillo
 Juego de Tronos
  El primer día visitamos el castillo de Turégano, que tiene una iglesia dentro, y donde subimos a la torre del Homenaje por unos fantásticos laberintos de piedra en escalera de caracol. Pudimos ver las alcobas del castillo y las mazmorras. Todo está bien conservado pero hay que ser muy valiente para asomarse a contemplar la vista infinita de Castilla desde lo alto de  la torre.
La espadaña de la Iglesia
Siempre que visito estos lugares históricos, me doy cuenta de que no me acuerdo de nada de la historia que estudié hace mil años. Se me mezclan en la cabeza batallas, reyes, ciudades. Debería haber repasado un poco la lección antes de ir por estas tierras castellanas.
Me han gustado mucho los castillos y los pueblos que hemos visitado, pero sobre todo me ha impresionado el paisaje. Todo es tan diferente de Andalucía. 
El otoño ya está terminado por esos campos y la sequía se nota mucho. Las tierras están pardas y lo único verde que se ve son las enormes manchas de pinos que hay en esta zona de Segovia.  Esto si que fue una sorpresa. Nunca hubiera pensado encontrar allí este enorme mar de pinos. Fijaos que hasta la autovía que hay de Segovia a Valladolid se llama Autovía de los Pinares.
Isa

Yo

La cabeza de Isa p

Las vistas, impresionantes

 
Me da miedo, dice Isa




La vista del mar de pinos desde el Castillo de Iscar
Esto es solo el principio de nuestro viaje-aventura de este puente. Os contaré mas y os enseñaré mas castillos. Volveré pronto. ¡Cuando descanse un poco!