sábado, 3 de enero de 2015

Bill Bryson

Antes de que yo supiera que todo el Universo estaba en Internet, o sea que hace ya muchos años de esto, un día en clase, mientras terminaba de hacer un ejercicio con un grupo de alumnos y otros se aburrían, les dije a éstos que buscaran en Internet un nombre que aparecía en uno de de los ejemplos de nuestro ejercicio: Bill Bryson
Bill Bryson en EL PAIS SEMANAL

No tenía ni idea de que este nombre respondiera a una persona real, ni ellos tampoco. Nos quedamos de piedra. Existía, no era un nombre inventado, y era muy famoso. Hoy, si pones este nombre en el buscador aparecen estos datos:  4.130.000 resultados en 0,30 segundos.  Impresionante ¿verdad?

De pronto me di cuenta de que sí lo conocía. De hecho tenía un libro suyo que era como mi manual de referencia constante: MOTHER TONGUE. Leído y releído, subrayado, apuntado y consultado con mucha frecuencia, ¡hasta forrado!. 
Mi ejemplar de Mother Tongue.
Así que me encantó saber que tenía otros libros que también me podrían gustar. Y me puse a buscarlos:
Mis colección de Bill Bryson


Encontré estos y muchos más y los fui leyendo poco a poco. Tiene libros de viajes, Notes from a Small Country, The Lost Continent, Neither here nor there, En las antípodas, Un paseo por el Bosque, Made in America y muchos otros más. También escribe sobre divulgación científica, lingüística o historia : Mother Tongue, Troublesome Words, Una breve historia de casi todo, En casa, y tiene otros libros sobre su vida o sobre las cosas que él cree interesantes, The Life and Times of the Thunderbolt Kid: A Memoir.
Como veis algunos títulos están en español y otros en inglés, pero la mayoría están traducidos. Yo los he leído como lo pongo. No tiene mucho mérito, su inglés es bastante asequible y lo que no lo sé me lo imagino.
Sus libros son también amenos y muy divertidos. Las anécdotas que cuenta sobre sus viajes o su vida son tan imaginativas que parecen falsas, pero siempre te provocan una sonrisa y a veces una buena carcajada. En algún sitio leí que no era conveniente leer sus libros en el tren porque tus compañeros de viaje podrían pensar que te pasa algo al verte reír todo el tiempo. 
'Las pizzas eran como ruedas de autobuses. Un hombre engullía enormes trozos como si fuera un tragasables'
Fijaos en la ilustración que acompañaba uno de sus textos sobre un Pizza Hut al que había ido a cenar en una perdida ciudad del medio oeste americano en uno de sus viajes, cuando decidió volver a su país después de veinte años sin pisarlo. Le sorprendió tanto el tamaño del menú que no sabía por cual pizza decidirse y como la camarera le insistía para que pidiera ya su pizza, él le dijo que estaba un poco despistado porque acababa de salir de la cárcel. Cuando ella le preguntó con los ojos qué le había llevado allí, él dijo: Maté a una camarera que me metía prisa en un Pizza Hut.

Hace unas semanas en el suplemento el PAIS SEMANAL venía un articulo sobre él. Ahí tenéis mas datos sobre su vida, sus libros y sus opiniones en una interesante entrevista, y aquí os dejo mi consejo de que lo leáis porque seguro que os proporciona muy buenos ratos.
Felices propósitos de Año Nuevo