miércoles, 17 de septiembre de 2014

El tren


Desde el tren turístico los visitantes ven la ciudad de otra manera, y a mí, que siempre me ha gustado pasear por Granada como si yo fuera una turista, me apetecía mucho ver esa imagen. 
Por eso, este verano, un día que yo tenía que subir al Albaicín a recoger las fotos del Concurso del Agua, decidimos montarnos en el tren.

Empezamos en Plaza Nueva, frente a la Audiencia con muy pocos pasajeros, se ve que los turistas no madrugan. Seguimos junto al río Darro y llegamos al Paseo de los Tristes.
Junto al Darro
La Alhambra desde el tren
El tren subió la Cuesta del Chapíz, renqueando como una mula vieja y llegó a la Iglesia del Salvador. Paró cerca del Mirador de San Nicolás. Por el Callejón de las Tomasas llegamos hasta San Miguel Bajo
San Miguel Bajo

Justo allí lo dejamos para ir al Carmen del Aljibe del Rey a por las fotos y allí mismo lo volvimos a coger para bajar por la Cuesta de la Caba (de la Alcahaba, claro) hasta Puerta Elvira, donde se metió por  la calle Real de Cartuja, donde torció frente al Hospital Real en dirección al Triunfo.
Vistas de la ciudad

Vistas hacia arriba
Allí dejamos la Granada histórica y bajamos por la Avenida de Fuente Nueva. Supongo que para que los turistas vean que hay más cosas en esta ciudad que callejones empinados.
¡Ah! Los niños viajan gratis.
Special offer
Oferta especial para turistas guiris


Compañeros de viaje por la Romanilla
 Entramos hacia la calle San Jerónimo y por la Romanilla llegamos a la Plaza de la Trinidad. Desde ahí,  por la calle Alhóndiga, salimos a Puerta Real, tomamos la calle Ganivet y por el Realejo subió hasta la Alhambra. De verdad que no sé cómo ese pequeño tren tenía fuerzas para subir tantas cuestas.

Nosotros lo dejamos allí, frente a la entrada a la Alhambra, y bajamos el Bosque y la Cuesta de Gomérez dando un tranquilo paseo para reponernos de tanta emoción.
No me río, lo recomiendo. Ya podéis comprobar la cantidad de lugares importantes por donde hace su recorrido.

Como una turista
Os dejo unas fotos para que podáis disfrutar de este paseo tanto como lo hicimos nosotros.