miércoles, 30 de abril de 2014

Nos viene de familia


Con la carne que sobra del cocido se hacen croquetas, eso lo sabe todo el mundo; pero si lo que sobran son los garbanzos, entonces se hace 'puré de legumbres' para la cena, o cocido frito (o ropa vieja) con un poquito de tomate y con los otros restos de la pringá. El puré de legumbres para la cena también se puede hacer con las lentejas que han sobrado en la comida. 
Las fuentes de cristal se ponen feas enseguida
Con los restos de la merluza al horno se hace flan de pescado o relleno de empanadillas. Si sobra pollo, bueno, ¡pollo no sobra! Si tienes pan duro puedes hacer torrijas o picatostes para desayunar o, con un poquito de vino y azúcar, picatostes para cenar, o se puede hacer un pudin dulce con huevo, manzana, pasas y azúcar, o se pueden hacer migas, o  salmorejo. Si el pan está demasiado duro, se seca en el horno o al sol y se ralla, para liar las croquetas de antes. 
Antes de que estas y otras recetas parecidas 'para tiempos de crisis' se publicaran en las revistas de cocina, mi madre ya nos enseñaba a aprovechar restos. Si los restos volvían a la mesa sin muchos cambios, mi padre los saludaba, como a viejos amigos, porque 'los conocía de antes'. Pero se los tomaba igual, sin queja porque la vida era así.
No es lo único. Además de reciclar los restos de comida, en nuestra familia reciclamos o reutilizamos muchas otras cosas.
Acericos de retales
¿Recordáis los barriles del Colón?
Bolsa hecha con un jersey de perlé
Es cierto que hemos tenido una muy buena maestra pero algunos han superado esta escuela.
Estos acericos de retales, el barril de detergente convertido en un 'pongotodo' y el jersey reconvertido en bolsa, son algunos ejemplos de las cosas reutilizadas por nuestra madre.
 Ya os enseñado en otras ocasiones las telas recicladas de Tere o las esculturas de Nico . Por si acaso, aquí os traigo algunos ejemplos.
Falda, colcha o tapete de corbatas
 Y también os dejo mi menaje de la casa convertido en macetas para el patio:
Colcha de Tere
Vaca de Puleva de Nico
Una taza con corazones ahora es una macetita
Esta salsera de la Cartuja de Sevilla tiene mucha historia




Elefante de latas - Nico
Una gran imaginación
Un original florero - Bulnes, Picos de Europa
Pastelitos o broches de capsulas de café
Yo, ¡sopa!
La sopera es la única pieza que me queda de una vajilla antigua
Hay mucha gente que reutiliza lo que aparentemente ya no sirve. Aquí solo he traído algunos ejemplos. Como veis, lo mas importante es tener mucha imaginación y creatividad. Esto, como todo, se mejora con la práctica.

Mi manta alfombra de trapillo



 ¿Tenéis pequeños o grandes  tesoros que podamos ver y disfrutar los demás? Seguro que sí.