lunes, 10 de marzo de 2014

Gracias por el regalo

Gracias de corazón a todos mis hermanos por el regalo que nos hicisteis el verano pasado con motivo de la fiesta de cumpleaños y de jubilación. He tardado un poco en daros las gracias porque hasta ahora no habíamos terminado de disfrutar vuestro maravilloso regalo. Ahora es el momento.
Os cuento cómo lo hemos disfrutado.
 - En septiembre del año pasado hicimos un parte del Camino de Santiago andando, de Sarria a Santiago y de vuelta a casa pasamos un día en el Parador de Turismo de  Ávila . Fue la primera parte del regalo: ¡tres noches de Parador!
En Ávila paseamos por las murallas, visitamos la Catedral, seguimos a los demás turistas y comimos los productos típicos de la zona aunque la temperatura no se prestaba mucho a la gastronomía de la zona: sopa castellana, chuletón, patatas revolconas, yemas. Mucho mas apropiada para sus gélidos inviernos que para el sofocante calor de verano.
Una habitación amplia, como tiene que ser
El parador estaba bien, aunque yo creo que debe de ser de los mas antiguos (para mi que lo inauguró Fraga). Es el Palacio Piedras Albas, tan histórico como las mismas murallas, aunque no sea tan antiguo.
Una especie de toro de Guisando en el jardín del Parador
Jardín del Parador al atardecer
 Al día siguiente, aun con muchísimo calor, seguimos nuestro viaje.  Paramos en Cáceres y también allí nos alojamos en el Parador de Turismo
Parador de Cáceres
Desde la habitación podía tocar los tejados de los palacios cercanos
Cáceres es una preciosa ciudad llena de monumentos y lugares que merecen llegar en mejor estado del que llegamos nosotros. 
Un poco de todo - Desayuno en el jardín - ¡¡Un lujazo!!
Entre los kilómetros que habíamos hecho andando para llegar a Santiago y los que hicimos en el coche para la ida y la vuelta, estábamos agotados y en Cáceres disfrutamos mas del parador y de las terracitas que de los paseos por ese casco antiguo tan bonito y tan bien conservado que tienen.
Yo de turista por las torres de Cáceres
Aunque también cumplimos con nuestra misión de turistas, ¡no creáis!  Ya me veis lo contenta que estoy en la foto. Y es que fue un viaje estupendo y este remate final de los dos paradores, gracias a vuestro regalo, fue el broche perfecto para nuestras vacaciones de jubilados primerizos (yo, al menos)

La calle del parador en Cáceres - Imposible llegar en coche sin GPS
Carnaval, carnaval
Actuación en el Barrio de la Viña - Para troncharse
Y ahora, al cabo de unos meses, hemos terminado ya con el regalo pasando un día en el  Parador de Cádiz,  que es totalmente moderno.
Recién hecho
Hemos aprovechado que el tiempo ya está mejorando, los días son mas largos y, sobre todo, que eran los días del Carnaval. 

Copita de bienvenida



Y además Cádiz siempre es Cádiz, te ríes, comes y bebes bien y se está tan a gusto paseando por sus calles y por sus playas.


Un descansito
Espero que os guste mi crónica tanto como a nosotros nos ha gustado vuestro regalo.
Gracias de nuevo, y ¡ahora a preparar la próxima fiesta familiar! 
¡¡Nos vemos en mayo, en la boda de Ali!!
Vistas a la ciudad
La habitación: moderna, amplia, preciosa.