martes, 30 de abril de 2013

La Abadía del Sacromonte



La Abadía desde el reloj de sol del Parque de Invierno- Veáse el techo derrumbado
Ahora que está tan de moda escribir novelas históricas con más leyenda que realidad, alguien debería  mirar hacia esta Abadía y sus catacumbas y sacarle algo de partido. No seré yo, que no se escribir más de diez palabras seguidas. Yo puedo poner las fotos y algo de mis recuerdos.


Santo de cera, con el cuello cortado
No sé por qué  a las Teresianas les gustaba tanto la Abadía del Sacromonte. el caso es que a mí me llevaron varias veces a ver las Santas Cuevas de San Cecilio, donde se decía habían aparecido los restos de unos mártires cristianos y unos libros escritos en plomo. Creo que desde entonces odio las figuras de cera y los animales disecados.
Relicarios
Recuerdo aquellas siniestras catacumbas: unos húmedos pasillos bajo tierra con recovecos con luces mortecinas que iluminaban a unos santos de cera, uno tenía la cabeza cortada y le brotaba sangre y junto a ellos, unos objetos llenos de reliquias.
Piedra de la separación

Piedra del Amor

En unos huecos de la pared había dos piedras: si besabas la primera te casabas ese año, si besabas la segunda te descasabas al poco tiempo. Era junto a una de estas piedras donde, según la tradición, se habían encontrado los huesos de San Cecilio y sus compañeros mártires. Aquí podéis ver estas curiosas piedras del amor y el desamor.


    Entonces no nos enseñaban ni el colegio, porque aún había niños allí estudiando, ni la biblioteca, ni la iglesia, ni los patios del edificio principal. El Colegio internado del Sacromonte cerró en 1975, yo conocí a mucha gente que había estudiado allí. Creo que si sobrevivieron a aquel frío nos  sobrevivirán a todos nosotros.  

Simbolos en la Abadía


 De mi época de Facultad recuerdo que se hablaba muchos sobre aquellos misteriosos  libros plúmbeos. Una ingeniosa falsificación que acabó guardada en Roma durante varios siglos por herética hasta que hace unos años ¡por fin! volvieron a Granada (Por cierto, antes que la Dama de Baza).  Recuerdo a Miguel Hagerty un profesor de árabe que "fue el primer traductor de los libros plúmbeos del Sacromonte, que dieron origen a la invención de San Cecilio y a la leyenda de los mártiressacromontanos." En los pasillos y la cafetería del Palacio de las Columnas las leyendas sobre la sabiduría de este profesor y sus investigaciones de temas esotéricos circulaban de forma casi tan clandestina como los panfletos que volaban sobre nuestras cabezas en  cualquier día de protesta política.

Ahora, en el Museo de la Abadía, se pueden ver unas copias de estos libros plúmbeos: en realidad son unas planchas circulares pequeñas escritas en árabe que se enganchaban unas con otras con una cuerda. Parece mentira que esos pequeños discos plúmbeos hayan dado para tanta historia.

Por cierto, acabo de leer que han hecho una película sobre el tema que se estrenará este verano:  El Enigma de los Libros Plúmbeos. 
Quizás entonces la gente empiece a hablar de la Abadía y  será una ocasión maravillosa para volver a visitarla y tratar de que la gente la conozca y no termine cayéndose a pedazos, cosa que puede suceder cualquier día de estos. (Ver el tejado en la primera foto)

Bueno, toda esta historia ha venido al blog porque el miércoles pasado subí con los alumnos y otra profe a la Abadía y a visitar la Casa Madre del Ave María fundada por el Padre Manjón (eso lo contaré otro día). 
La excursión fue fantástica, el tiempo nos acompañó, el paisaje desde la Abadía era brillante como en el mejor día de la primavera, los alumnos se portaron muy bien y la guía que nos explicó el museo y la iglesia lo hizo estupendamente, era una autentica experta en los temas que trató con nosotros.
Visita escolar







Y además, casualidades de la vida, haciendo limpieza entre mi colección de piedras y conchas marinas me encontré este pequeño recuerdo que no se dónde ha podido salir, pero que me encanta. No sé por qué me acordé del Muro de Berlín. jejeje
La Piedra del Amor - Sacromonte
















  


jueves, 11 de abril de 2013

Nous sommes allés à Marseille à nouveau



 De nuevo hemos ido a Marsella, ya sabéis por qué. Y además de ver al pequeño Lucas y a sus padres también el tiempo nos dio un respiro y pudimos dar unos paseos por las zonas  de la ciudad que han arreglado en estos últimos años. 
Ya sabéis que Marsella es este año capital Europea de la Cultura y eso para una ciudad debe de ser como que le concedan celebrar en ella unos Juegos Olímpicos, un Mundial de fútbol o una EXPO92. 


Hemos visto algunos de los edificios que han levantado, como siempre, en una zona abandonada del puerto donde estaban antiguos hangares y almacenes de mercancías. Las obras no están terminadas y solo se pueden ver por fuera y desde lejos, como veis en esta foto.
Villa Mediteránea
Los pies en el suelo - EXPLORE - 28th March - 2013Los ultimos toques Pero yo confío que en verano ya si podamos visitar la Villa Mediterránea y el  nuevo museo y yo pueda seguir haciéndole fotos a la gigantesca marquesina de acero pulido que Foster ha levantado en el Vieux Port. Es una idea fantástica para dar un poco de sombra a la nueva y enorme explanada peatonal que han hecho junto al mar.  Aquí tenéis unas fotos de cuando fuimos en Semana Santa de paseo por esa zona.                                                     


Junto al Ayuntamiento se puede visitar el Pabellón M (de Marsella, claro) donde está la oficina de información de la capitalidad. El día que fuimos estaba lleno de escolares que aprendían cosas sobre su ciudad: historia, gastronomía, economía, urbanismo, turismo, el futuro, personajes marselleses, etc.  
Interior del Pabellón M



Como siempre, también, este pabellón estaba muy bien presentado y lleno de recursos multimedia interactivos que eran atractivos para pequeños y mayores. Nosotros nos quedamos clavados viendo a unos maravillosos chefs franceses preparar una bullabesa, unos tomates rellenos y otra delicatessen por el estilo. 


No se… pero todo el tiempo tuve una impresión de 'deja vu' y nunca mejor dicho, porque estábamos en Francia.  Todo este montaje de la capitalidad me sonaba mucho, me resultaba muy familiar… Y cuando vi a los críos detrás de sus profes recorrer el Pabellón M me acordé de cuando vinieron por el Instituto unos señores muy serios hace muchísimos años a vendernos la EXPO del 92. 
En la antigua biblioteca montaron una exposición completísima sobre la EXPO92 con una maqueta de cómo quedaría la Isla de la Cartuja de Sevilla, con los pabellones de todos los países participantes, el monorraíl, las avenidas, los puentes que la unirían con la ciudad, etc. Parecía un milagro, sería magnifica, la EXPO arreglaría todos los problemas de Sevilla y de paso, de Andalucía. Vendrían millones de personas de todo el mundo. Aquello seria una fuente de ingresos. Debo admitir que fui una de las que se quedó alucinada con aquel proyecto, que me lo creí, vamos.  Sería el año 1985. Estoy segura de que éramos más ilusos entonces.
recuerdos de la EXPO-92
  Yo fui a Sevilla en 1992 a ver la EXPO. Pasé alli dos días, sufriendo el inmenso calor del verano sevillano y haciendo colas en los pabellones más interesantes. Estaba bien aquello ...

Hace tres años volví a la Cartuja. 
Pabellon de HungriaLa Junta me convocó a una reunión en el edifico Torretriana, uno de los restos de aquella EXPO. No quedaba mucho de todo lo que allí se hizo. Qué lástima, qué desperdicio, qué ruina, que abandono…  Que historia más chunga.

Espero que no pase lo mismo en esta ciudad.

domingo, 7 de abril de 2013

El tiempo

          Aquí, por el sur,  estamos ya como los ingleses, todo el día hablando del tiempo. Del mal tiempo que está haciendo en esta primavera, de la cantidad de agua que esta cayendo, de los chaparrones, inundaciones, tormentazos , nevadas, etc., etc., que nos rodean. Y es que no estamos acostumbrados a tanta abundancia de agua, mas bien todo lo contrario, como bien sabéis. Ahora los ríos bajan desbordándose, los pantanos sueltan agua todo el tiempo y las alcantarillas no dan a basto. Este tiempo es algo nuevo para nosotros, y por eso no hacemos mas que comentarlo todo el tiempo.


Hoy hemos vuelto de pasar el finde en la playa y aunque allí hace mejor tiempo, mejor temperatura, eso no significa que por allí no haya llovido también los suyo. 
  
Ayer el mar aun estaba revuelto después del ultimo vendaval, las olas saltaban casi hasta la carretera y avanzaban por la playa hasta las duchas y los chiringuitos. Claro, que no había nadie en las tumbonas, ¡a ver quien era el valiente!

 

Pero esta mañana ya no hacía viento y hemos disfrutado de un perfecto paseo de domingo por la Punta de la Mona, con comida al aire libre incluida.


Han sido unos días perfectos para desconectar de tanto mal tiempo y disfrutar del sol y de los paseos
Un vinito en el chiringuito


   
Otra foto mas desde el coche. 


Y abajo,  otras mas con un poquito de sol, por la calle Alhamar. Pero fijaos cómo estaba la calzada después de la granizada que cayó el viernes por la tarde.

 


¡¡Espero que pronto llegue ya la primavera,  acabe esta larguísima temporada de lluvias, dejemos de hablar del tiempo, y volvamos a hablar de politica, crisis, burbujas inmobiliarias, ERES, desahucios, paro, hipotecas, monarquía, películas, libros, ...!!