jueves, 12 de diciembre de 2013

Encuentro en Madrid

La próxima vez que decidamos pasar un fin de semana o un puente juntos, en algún lugar conveniente para todos, en vez de mirar el parte meteorológico, buscaremos por algún sitio (puede que para entonces ya hayan sacado un App que nos ayude) un lugar mas tranquilo que Madrid durante el pasado Puente de la Constitución. Nosotros solo eramos cinco pero nos añadimos a la muchedumbre que decidió ir a visitar la capital esos días y el viernes por la tarde no pudimos ver los puestos del mercado de Navidad en la Plaza Mayor ni acercarnos al árbol de la Lotería en La Puerta del Sol. Todo el mundo quería ir a los mismos sitios y a la misma hora.
La familia y la gente

A pesar de la bulla, lo pasamos muy bien. Estuvimos muy a gusto en el piso que alquilamos con airbnb. 
El estanque y las dos Isas

En el Palacio de Cristal los paseantes eramos los protagonistas de la intervención de Roman Ondák
Paseamos por los sitios típicos de Madrid, el Retiro,  las calles del centro, el Paseo del Prado, el Palacio Real...
Todos en el Palacio Real

Además pudimos ver dos de las exposiciones altamente recomendadas: la del Surrealismo y el Sueño en la Fundación Thyssen y la de la Familia de Felipe IV en el Prado, además de otras al gusto de cada uno.
También estuvimos con Alicia y Josemi tomando un café. ¡Aquí nos tenéis! Un beso para ellos que nos han prometido un 'tour' más completo por Madrid si venimos con más tiempo.
Las chicas del grupo
La Gran Vía  desde El Corte Inglés

Y subimos a lo más alto de El Corte Inglés de Preciados a ver la puesta de sol y la Gran Vía, y a hacer fotos, claro. Han puesto un restaurante con diferentes tipos de comida y unas mesitas en la terraza y estaba claro que era todo un éxito. A mi me recordó la zona de comida del KADEWE en Berlín. Es una idea estupenda, puedes probar un montón de cosas. Lo dejamos para otra ocasión.
Nosotros no comimos allí, pero comimos bien, tuvimos suerte con los restaurantes recomendados: buena comida, casera, rica y buen precio. Y además, ¡sin hacer cola! Por supuesto tomamos cervecitas en sitios típicos, aunque hemos dejado el cocido y los callos para otra ocasión. Esta vez no fuimos de compras por las maravillosas tiendas de Madrid, solo los típicos imanes para la nevera, pero sí compramos dulces de las monjas en Toledo, en donde estuvimos el sábado, junto con otras miles de personas.
Comprando dulces en las monjas de Santa Rita

En fin, como podéis ver, le sacamos partido a nuestras minivacaciones y  ya estamos esperando las siguientes
PD.-  No creais que exagero con lo de la gente. Aqui teneis otras fotos: