jueves, 11 de abril de 2013

Nous sommes allés à Marseille à nouveau



 De nuevo hemos ido a Marsella, ya sabéis por qué. Y además de ver al pequeño Lucas y a sus padres también el tiempo nos dio un respiro y pudimos dar unos paseos por las zonas  de la ciudad que han arreglado en estos últimos años. 
Ya sabéis que Marsella es este año capital Europea de la Cultura y eso para una ciudad debe de ser como que le concedan celebrar en ella unos Juegos Olímpicos, un Mundial de fútbol o una EXPO92. 


Hemos visto algunos de los edificios que han levantado, como siempre, en una zona abandonada del puerto donde estaban antiguos hangares y almacenes de mercancías. Las obras no están terminadas y solo se pueden ver por fuera y desde lejos, como veis en esta foto.
Villa Mediteránea
Los pies en el suelo - EXPLORE - 28th March - 2013Los ultimos toques Pero yo confío que en verano ya si podamos visitar la Villa Mediterránea y el  nuevo museo y yo pueda seguir haciéndole fotos a la gigantesca marquesina de acero pulido que Foster ha levantado en el Vieux Port. Es una idea fantástica para dar un poco de sombra a la nueva y enorme explanada peatonal que han hecho junto al mar.  Aquí tenéis unas fotos de cuando fuimos en Semana Santa de paseo por esa zona.                                                     


Junto al Ayuntamiento se puede visitar el Pabellón M (de Marsella, claro) donde está la oficina de información de la capitalidad. El día que fuimos estaba lleno de escolares que aprendían cosas sobre su ciudad: historia, gastronomía, economía, urbanismo, turismo, el futuro, personajes marselleses, etc.  
Interior del Pabellón M



Como siempre, también, este pabellón estaba muy bien presentado y lleno de recursos multimedia interactivos que eran atractivos para pequeños y mayores. Nosotros nos quedamos clavados viendo a unos maravillosos chefs franceses preparar una bullabesa, unos tomates rellenos y otra delicatessen por el estilo. 


No se… pero todo el tiempo tuve una impresión de 'deja vu' y nunca mejor dicho, porque estábamos en Francia.  Todo este montaje de la capitalidad me sonaba mucho, me resultaba muy familiar… Y cuando vi a los críos detrás de sus profes recorrer el Pabellón M me acordé de cuando vinieron por el Instituto unos señores muy serios hace muchísimos años a vendernos la EXPO del 92. 
En la antigua biblioteca montaron una exposición completísima sobre la EXPO92 con una maqueta de cómo quedaría la Isla de la Cartuja de Sevilla, con los pabellones de todos los países participantes, el monorraíl, las avenidas, los puentes que la unirían con la ciudad, etc. Parecía un milagro, sería magnifica, la EXPO arreglaría todos los problemas de Sevilla y de paso, de Andalucía. Vendrían millones de personas de todo el mundo. Aquello seria una fuente de ingresos. Debo admitir que fui una de las que se quedó alucinada con aquel proyecto, que me lo creí, vamos.  Sería el año 1985. Estoy segura de que éramos más ilusos entonces.
recuerdos de la EXPO-92
  Yo fui a Sevilla en 1992 a ver la EXPO. Pasé alli dos días, sufriendo el inmenso calor del verano sevillano y haciendo colas en los pabellones más interesantes. Estaba bien aquello ...

Hace tres años volví a la Cartuja. 
Pabellon de HungriaLa Junta me convocó a una reunión en el edifico Torretriana, uno de los restos de aquella EXPO. No quedaba mucho de todo lo que allí se hizo. Qué lástima, qué desperdicio, qué ruina, que abandono…  Que historia más chunga.

Espero que no pase lo mismo en esta ciudad.