sábado, 16 de febrero de 2013

Alhelíes

¡Es lo que tardamos en traducir el menú!
La semana pasada bajamos a la playa a tomar un poquito el sol y dar una vuelta por la casa. 
Estos días de invierno aquello es tranquilo como un plato. Las únicas personas sentadas en las terrazas son los 'guiris' ya no tan 'guiris', que viven allí todo el año y escapan en cuanto llegan los forasteros nacionales  a pasar las vacaciones de verano.  
Un cartel sobre el horario de autobuses dejaba muy claro las dos estaciones del año que hay en las localidades de playa pequeñitas, como la nuestra. Horario de verano: Del 1 de julio al 15 de septiembre. Horario de invierno: el resto. 
Así que ahora, en pleno horario de invierno,  hay muchos menos autobuses, solo hay un quiosco de prensa, solo hay abiertos una farmacia, un camping, un taller de reparaciones, una tienda de ropa deportiva y una panadería, aparte del mercado municipal, claro; y la mayoría de los restaurantes y bares del paseo están cerrados. Algunos avisan que abrirán a finales de marzo, ya para la Semana Santa. Pero hasta en eso tienen gracia. Fijaos en el cartel. Jejeje...
Claro, que de carteles, avisos, cartas de restaurantes y otras cosas traducidos al inglés os podría yo enseñar miles de ejemplos más y mucho mas divertidos. Ahora solo os traigo esta carta de un restaurante cerca de Granada en la carretera de la Sierra. No doy mas detalles pero hacen un riquísimo arroz caldoso y una excelentes croquetas, y si pedís la carta, veréis esto:
Jose Maria el Tempranillo  Lo dejo un poco grande para que observéis los detalles bien.
 Pero yo hablaba de alhelíes porque compramos un precioso ramo en la puerta del mercado y cuando he ido a subir la foto al flickr y he tratado de encontrar como se dice alhelíes en inglés, no he encontrado la traducción por ningún sitio. Supongo que no existen esas flores por aquellas tierras. No se. He encontrado 'wallflower', pero por las imágenes, no es la misma flor. Y también he encontrado esta película, del año pasado : The Perks of Being a Wallflower, o sea: Las ventajas de ser un alhelí,  pero que en español se ha traducido como: Las ventajas de ser un marginado. La película es muy buena. A mi me gustó mucho por lo menos.
Pero sigo preguntándome cómo se traducirá lo de alhelí y por qué la gente no busca a alguien que sepa un poco inglés para escribir esos carteles que vemos en algunos lugares. Y no hablo de cualquier barecillo escondido en una carretera comarcal. Este que vi un día en la Alhambra corta el hipo:
Sorry
¡En los mismísimos Jardines del Partal!!