domingo, 13 de enero de 2013

Nueve razones para visitar Marsella


Notre Dame de la Garde desde el Palais Longcham
En estos días vais a ver muchas veces el nombre de esta ciudad en la prensa y la tele. 
Ya sabéis, Marsella es este año Capital  Europea de la Cultura y los periódicos dicen cosas como:
Tras cuatro años de ardua preparación, un millar de proyectos examinados y una inversión pública cercana a los 600 millones de euros, Marsella se convirtió ayer en capital europea de la cultura...
 Asi que es cierto, hay muchas razones para visitar Marsella.
1º- Es la segunda ciudad de Francia
2º.- Es la ciudad mas antigua de Francia
3ª.- Podréis visitar el castillo de If, donde estuvo prisionero el Conde de Montecristo.

Castillo de If-
El castillo de If
4.- Podréis degustar la maravillosa comida francesa, sobre todo la soba bullabesa, los farci (o verduras rellenas), los vinos, quesos y cosas por el estilo de la Provenza.

Tan feliz - aunque no tenga pies!
Feliz de estar en la Cité Radieuse
5.- Veréis algunos ejemplos de arquitectura contemporánea que os dejarán sin palabras. A mi, al menos, me dejaron entre sueños. Claro que se trataba de Le Corbusier, que, como todo el mundo sabe, es mi arquitecto favorito.

My dream made true
La Cite Radieuse



La Charite
La Vieille charité
ADN
CMA CGM Headquarters
Torre CMA CGM de Zaha Hadid

O también este fantástico edificio de Zaha Zahid. ¡¡Impresionante!! No olvido que hay terribles ejemplos de cómo destruir el paisaje urbano.... pero, hoy no hablaré de eso.
Le Palais Longchamp



Porque además, encontrareis hermosos edificios del siglo XIX, restaurados a tiempo para que los visitantes puedan pasear por sus salas y sus jardines. Aquí tenéis el precioso Palais de Longchamp, y la Vielle Charite, en el barrio del Panier.
Le vieux port
El Viejo Puerto















6.- No olvidemos el mar, por supuesto.
¡¡Pescado fresco!!!
Calanque
 Lo mejor para ir a las Calanques, la escarpada costa, es echar a andar desde Luminy,  uno de los Campus de la Universidad de Aix-Marseille; pero, si tenéis poco tiempo, se puede tomar un barco y recorrer la costa y a la vuelta entrar en le Vieux Port  como si fueseis uno de los pescadores que cada día te cantan con su mejor dialecto marsellés su mercancía en sus puestos rebosantes de pescado.

La Catedral y toda sus zona aun en obras
Notre Dame de La Garde desde el barco
La Opera Municipal
 Estas fotos son de hace un par de años 
y aun estaban todas las obras para la capitalidad europea sin terminar. No pude ver los nuevos museos, ni las zonas peatonales que se abrirán junto a esta inmensa catedral de estilo neo-bizantino. Del mismo estilo que la basílica de la patrona de la ciudad: Notre Dame de La Garde. Si decidís subir a ver esta magnifica iglesia y , sobre todo, a disfrutar de unas maravillosas vistas, haced como todos los turistas: coged el trenecito que sale del puerto, justo al lado de la señora pescadera.


Los colores provenzales
 7.- No olvidéis los colores. Marsella es la Provenza  y eso se ve en los barrios y las ciudades de su alrededor. Visitad Cassis, Aix, Arles, Aubegne, etc....
8.- Y sobre todo, descubrid vuestros propios rincones: la playa, los parques, sus barrios multiétnicos dentro del mismo corazón de Marsella, sus magníficos edificios, los pueblos que han ido incorporándose a la ciudad, el estadio del Olympique de Marseille, los mercados diarios en el paseo de Prado, la Canebière, etc........    
Atardecer en la Pointe Rouge en Marsella
Una pequeña playa para ver atardecer
9.- La ultima razón que nosotros tenemos para visitar Marsella en realidad es la primera, pero como eso no depende de Capitales Europeas, Olimpiadas y otros acontecimientos de esa índole, la pongo aquí, al final y discretita. Nuestra primera razón es: ¡¡ver a Lucas!!