sábado, 19 de noviembre de 2011

Feliz cumpleaños, mamá.



Para celebrar el cumpleaños de nuestra madre, nos fuimos todos a comer al Convento de las Comendadoras de Santiago, que últimamente es un restaurante de lo mas demandado por aqui.
Las monjas tienen unos menús muy reducidos pero muy bien de precio. Así que muchos grupos de familias, amigos y colegas lo eligen para comidas 'sencillas' y tranquilas.
Ayer, sin ir mas lejos, estabamos un montón de gente en el comedor, y los de la mesa de al lado eran colegas de Tere. Cuando ella entró, la llamaron para saludarla, y yo oí como una de las del grupo le decía a la otra, "ya te dije yo que eran los 'flores'". jejeje... este mundo es un pañuelo, pequeño.
La tarta de cumpleaños estaba buena, y las patatas fritas, riquísimas.
Además ya sabéis que lo importante es estar juntos, echar unas risas y un rato de conversación y disfrutar de la compañía.
En esta ocasión, confío en que Nico o Marta os envien las fotos.
¡¡Las que yo hicen salieron fatal!!

¡¡Que cumplas muchos mas, mamá!!