jueves, 8 de abril de 2010

¡Pa' comerselo!


Mirad que ojazos tiene el pequeño de la familia.
Parece que se escondió de mi cámara detrás de la mantita, pero a pesar de eso, está para comérselo.
¡A besos!