domingo, 21 de febrero de 2010

¡Que llueva, que llueva!!

Tanto pedir lluvia, y tanto sacar a los santos en procesión para que se acabara la sequía, que al final lleva mas de dos meses lloviendo sin parar y ya no nos cabe ni una gotita ni en los pantanos, ni en los sembrados, ni en el patio de mi casa.
Mis pobres tiestos reciclados están empapados, las plantas flotan en una sopa verde que no se seca de lluvia a lluvia. En los campos, los almendros están perdiendo las flores con la fuerza del agua. Los olivares parecen arrozales. Por las laderas de los cerros corren arroyos y brotan fuentes donde nunca antes las hubo, y las que hubo se desbordan por las cunetas.
No podemos salir con la bici. Bueno, ayer salió un rato el sol y todo el mundo, nosotros incluidos, nos fuimos al campo, unos a pie y otros andando. Y otros en bici.
Aqui esta mi galería de fotos de la excursión de ayer al embalse de Colomera: