martes, 9 de febrero de 2010

Burbujas

Al Niño de las pinturas le han puesto una multa por decorar, previo acuerdo con el propietario, la pared de una casa en el barrio del Realejo en Granada.
Y eso que hay tantas pintadas, graffiti y porquerías en las calles de Granada ( como se puede ver en esta foto), que resulta chocante que las autoridades persigan a un tipo que es realmente un artista y no se ocupen de otros lugares, paredes, edificios, pilares, esquinas, parques, jardines,etc, etc, que parecen y son auténticos nidos de mierda.
¿Alguien entiende estas cosas?