sábado, 20 de junio de 2009

Regreso al calor del hogar



Nunca mejor dicho.
En Amsterdam el tiempo fue bueno, tirando a fresco y lluvioso pero sin pasarse. Ideal para hacer de turista.
Porque además, Amsterdam es una ciudad maravillosa para los turistas: Hay miles de museos que visitar, aunque algunos aún están en obras hasta el año 2010 y otros estaban a punto de ser reinaugurados, como el Hermitage, hay calles, canales, plazas, tiendas, ultra-modernos edificios en las islas de Java y Borneo...
Lo mas chocante de Amsterdam, para mi, es ver cómo las bicicletas , o sea, los ciclistas son los dueños de la ciudad. Circulan a gran velocidad, sorteando o arrollando peatones y coches. Se pasean entre la gente por sus carriles o por las calles e incluso las aceras o las vías del tranvía.. Dejan las bicis aparcadas donde les da la gana. Hay un enjambre permanente de bicicletas que te persiguen por donde vayas y te sorprenden al dar la vuelta a la esquina o si cometes la osadía de cruzar sin mirar.
Yo soy ciclista de weekend. Esta enorme concentración de bicis me ha dejado muy sorprendida y un poco mareada.
Aqui hay unas pocas bicis de muestra. Otro día os contaré mas cosas de esta atractiva ciudad.

martes, 9 de junio de 2009

Puente

Edificio Sonny
El puente del Corpus del año pasado estuvimos en Berlín. Este año también nos vamos de viaje por Europa aprovechando este puente colgante que tenemos en Granada.

Próximo destino
Como dice el Forges, demuestre su agudeza visual y descubra nuestro destino en menos de cinco segundos.
Tulipanes junto a la Puerta de Brandeburgo
Para un largo viaje
¡Besos y que disfrutéis de la feria!

sábado, 6 de junio de 2009

Las alpujarras en Primavera


Y con viento y con buena compañía.
Ayer sábado, subimos al barranco del Poqueira en el coche. Y desde la plaza de la Iglesia de Pampaneira hemos subido andando por el sendero que une los tres pueblos de la ladera hasta Capileira. Ha sido un paseo duro y empinado pero muy agradable; bajo castaños y cerezos, entre huertos de lechugas, cebollas y judias y vadeando arroyos y cascadas que demuestran que la nieve ya se está derritiendo y tiene prisa por llegar a los sembrados.

Ahora que veo estos nombres juntos me parece que llevan razón los amigos de Ara que dicen que este es el barranco Brasileiro de la Alpujarra.

Y para terminar el día hemos ido a comer a Cañar, Paraiso Escondido. Eso pone en el cartel de la carretera donde está el desvío y hacen bien en avisar. ¡Santo cielo , qué carretera, qué curvas!!!!!
Os dejo unas fotos tipicas, tipicas: jarapas, plato Alpujarreño, macetas ... en fin, lo de siempre: