domingo, 13 de diciembre de 2009

Un viajecito a Malaga


Fue la semana pasada, aprovechando el megapuente.
Primero, un tranquilo paseo por la calle Larios. Las tiendas estaban cerradas pero todo el mundo estaba en la calle disfrutando de una temperatura mas de verano que de invierno, y viendo la decoración de Navidad y a la gente que ofrece su arte, su mimo, su musica o sus bailes a los paseantes.
A mi me encantaron este par de viejetes, uno a la guitarra y el otro al zapateao, en la Plaza de la Constitución. Más abajo había un hombre-árbol, y enfrente una orquestina tocaba pasodobles y entraban ganas de salir a marcarse uno.
Música en calle Larios
En los jardines había casetas de productos navideños y unos quioscos  de libro de ocasión que hace dos semanas estaban en Puerta Real, y a los que un día de estos me acercaré a preguntarles cuanto me dan por los libros que tengo en el sótano en cajas y que nadie nunca leerá. O se los daré gratis.
Souvenirs de goma
Merchandising andalú
Entramos en una preciosa tienda de productos andaluces cerca del Museo de Picasso. No venden ni aceite de oliva, ni mostachones de Utrera, ni botellas con forma de flamenca. Asombrosamente tienen un 'merchandasing andaluz' de lo mas cool. Os enseño un souvenir de los Dólmenes de Antequera para que os hagáis una idea. También compré un libro de poesía por un euro. No se si era por las rebajas o por las subvenciones de la Junta.
Y luego ya comenzamos con las cervecitas y las tapitas y, como remate, una maravillosa comida de ensaladas en la Plaza de la Merced.
¡Qué calor!!
Hibisco

Y luego tras un pequeño descansito (con foto de sus macetas incluidas) en casa de estas dos guapas chicas de la foto de más arriba,  a casa...

Y por el camino, vimos cómo se ponía el sol.Un día perfecto.
Gracias a Ara y Yaiza, y ¡muchos besos!