domingo, 27 de abril de 2008

Domingo completo

Esta es la ruta ciclista que hicimos el domingo pasado Nico, Pedro y yo.


Salimos desde la casa de Nico en Viznar, dejamos la furgo en la parata de arriba y mientras descargabamos las bicis, las mochilas y los cascos, los perrillos nuevos de Nico, Tin y Tana, salieron a saludarnos y a decir que se querían venir con nosotros. Nico tuvo que cogerlos en brazos y encerrarlos para que no se vinieran detras de las bicis.

Entonces empezó lo bueno. Nada mas dejar la casa no hicmos mas que subir y subir por una cuesta que parecía iba a terminar en el cielo. Si os fijáis en el perfil que adjunto vereis que no exagero.
En solo 7 kilómetros hicimos 400ms de desnivel hasta que llegamos al antiguo Sanatorio Antituberculoso de la Alfaguara, que ya debéis conocer porque ya lo he sacado en este blog en alguna ocasión.
Un poco mas allá de la zona de acampada del Cortijo Florencia dejamos la pista principal, donde habiamos coincidido con una peña muy numerosa de ciclistas a los que habían sacado de excursión y que afortunadamente no llevaban nuestro mismo camino, pues los senderos no dan para tanta gente. A la derecha se quedó la vereda que lleva al Cortjo el Chorrillo y nosotros seguimos hasta la A-92, que cruzamos por debajo por una pista que yo no había visto nunca antes y que nos introdujo en la otra parte de la Sierra de Huetor.
Por allí estuvimos unas dos o tres horas subiendo y bajando por esas pistas llenas de grava, tierra, surcos y un poco de agua, restos de las tormentas del otro fin de semana. Aunque el día no era demasiado caluroso, se agradecía la brisa de las alturas.
Breves paradas para disfrutar del paisaje, reponer fuerzas, visitar al sr roca y por supuesto hacer fotos.
Ahí están Pedro y Nico junto a la Casa Forestal del Pozuelo, y las otras fotos son en el Collado del Muchacho: vistas impresionantes, como podréis observar.

Desde el collado bajamos a toda leche por una pista muy peligrosa hasta la A-92 de nuevo. La cruzamos, esta vez por arriba, hasta la entrada de Los Peñoncillos. Parada para el bocata en el Mirador de la Fuente de la Teja, una nueva subida y por fin otra bajada a muerte hasta la casa de Nico. Fin de la ruta. A descansar hasta la proxima. Besos. Ufff que cansancio.