domingo, 26 de agosto de 2007

La séptima silla

Lagarto, lagarto


Es la que se ha perdido. Bueno, al final ni siquiera se ha perdido, porque solo había seis. Que son las que nos trajimos del Hoyo en la furgoneta, y ayer las llevamos a casa de Rafa. 
Esto no tiene nada que ver con  Ingmar Bergman y su famosa película 'El Séptimo Sello' y tampoco tiene nada que ver con el cumpleaños de tía Matilde, ni siquiera con los lagartos disecados que Rafa sujeta en esta foto.

En realidad fuimos a ver a Rafa porque está con la pierna por lo alto sin poderse mover y sufriendo por ello. 

El jueves, haciendo sus obras famosas, pegó un mal paso y se ha roto o se ha hecho una fisura en el peroné.
De momento tendrá que aprender a estarse quietecito. Creo que eso será lo que mas trabajo le cueste.

Rafa, si me lees, ya podrías aprovechar para dejarme comentarios en mi blog, e incluso en abrirte uno para ti, en fin.

 Siempre hay cosas que uno va dejando para cuando tenga tiempo, para la jubilación y esas cosas. Y como dice Nico, esto será como un ensayo para la tuya. 
Tranquilo, el tiempo cura todos los huesos. Ya puedes preguntarnos a los expertos de la familia. 
Un beso.
Para que lo veáis con vuestros propios ojitos, aquí está la foto que le hice ayer.
¡La de los lagartos es para despistar!