lunes, 3 de julio de 2006

Estoy de limpieza

Estos dias que ya tengo mas tiempo estoy arreglando cajones, ordenando papeles, y tirando trastos viejos a los diferentes contenedores de la esquina.
Una de las tareas pendientes era arreglar las flores secas que llevan años metidas en un bote de cristal y que tenían polvo de siglos. Las meti en el fregadero, les eché jabón de lavar los platos y les di in buen lavado. Luego las puse a secar en el patio... con poca fe, la verdad es que pense que me las había cargado con tanto fregoteo. Las dejé en una bandeja en cesped al sol toda la mañana y se me olvidaron.
Cuando bajé a por ellas, estó es lo que me encontré:



¿A que son preciosas?