jueves, 1 de junio de 2006

Anuncios sin palabras




Ayer por la mañana en la Plaza de Isabel la Catolica se veía a una muchedumbre que rodeaba a otra mas pequeña muchedumbre. Estaban haciendo un anucio de ropa y todo el mundo nos acercamos a curiosear. No dejaban hacer fotos, pero yo me hice la tonta y aqui os lo cuento.
Observen la atenta mirada de la señora de la izquierda, seguro que pensaba que esos tíos solo existian en las revistas!!!
Era tambien curioso ver la cara de resignación que tenían los modelos cuando los maquillaban, les echaban laca en el pelo o lucían unos trajes que les quedaban perfectos por delante, pero por detras estaban agarrados con pinzas para que les ajustaran tan bien como luego aparecen en los anuncios.