domingo, 12 de marzo de 2006

¡Que buenos son nuestros colegas!




¡Que buenos son, que nos llevan de excursión!
Eso podíamos haber cantado ayer porque pasamos un día estupendo de excursión. Evidentemente no fueron las monjas ursulinas, ni las otras. En mi Instituto hay un grupo de profes con mucha iniciativa y de vez en cuando nos llevan de excursion. Lo organizan todo y se encargan del recorrido, el bus, la comida, las visitas a los museos. Perfecto.
Ayer hicimos un recorrido por el Marquesado del Zenete. Primero paramos en Guadix a ver la Catedral, la Plaza de las Palomas, la Iglesia de Santiago y el mercadillo de los sábados.
De alli nos dirigimos a los pueblos del Marquesado; primero paramos en Jerez, que es un pueblo muy bien cuidado, con dos plazas, una iglesia de ladrillo rojo y un montón de callejuelas blancas y casas antiguas de sierra bien conservadas o arregladas.
Si los pueblos eran bonitos, lo mejor era el paisaje que veíamos desde el autobus; toda la zona esta al otro lado de Sierra Nevda, la cara suereste, y por tanto la que tiene mas vegetación. Los bosques de pinos llegan muy alto y aun se veían cubiertos de nieve, y en el llano, en el altiplano( estabamos a 1000 metros), habían florecido los almendros y se veían manchas blancas por todas partes.
En Lanteira, que es mas pequeño y un poco mas en alto, dimos una vuelta por la plaza del Ayuntamiento, visitamos la Iglesia y comimos un fantastico arroz con conejo y entremeses en un Mesón al que pensamos volver porque tienen apartamentos y habitaciones y es un buen sitio para hacer rutas con la bici.
Pero lo que mas me gustó fue el castillo de la Calahorra. Esa inmensa mole que se divisa desde la carretera de Almeria en lo alto de un cerro. Cuando te acercas y vas subiendo la cuesta el castillo es una autentica fortaleza mazacota y recia que parece que esta maciza, pero cuando se entra te deja sin palabras: tiene un patio renacentista digno de un precioso palacio italiano, esbelto, limpio, adornado, elegante.
El problema es que está bastante abandonado y el marmol y la piedra han cogido el colorcillo rojo del mineral de hierro que se extraía de las minas de Alquife, que se ven a lo lejos y que ya estan cerradas desde hace tiempo.
Sería un lugar fantastico para un parador o un hotel. Las vistas desde las ventanas enrejadas son ....
Mejor pongo unas fotos: